You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

¿Cómo incubar huevos de gallina en incubadora?

La incubación de los huevos se refiere a la producción de pollitos. Hace tiempo, los huevos se incubaban colocándolos debajo de las gallinas de cría. Las gallinas demostraron ser ideales para incubar, pero sólo se pueden poner de 10 a 12 huevos debajo de una gallina. Con el paso del tiempo muchos granjeros han observado que este método de incubación es altamente insatisfactorio para la producción a gran escala de pollitos. Aquí es donde entran en juego las incubadoras de huevos, que proporcionan un ambiente similar al de las gallinas de cría, pero más eficiente. Actualmente es uno de los mejores métodos para la incubación de los huevos, dando mejores resultados.

Incubación de huevos de gallina en incubadora

Los factores físicos necesarios para una incubación exitosa son la temperatura, la humedad, la ventilación y el giro de los huevos principalmente. Una temperatura óptima y uniforme, junto con la humedad en el interior de la incubadora de huevos son los factores más importante para obtener los mejores resultados.

Temperatura y humedad, factores importantes a tener en cuenta en las incubadoras de huevos

La temperatura de la incubadora debe mantenerse según las recomendaciones del fabricante. Normalmente varía entre 37,2°C y 37,8°C, depende de cada tipo de incubadora.

En la incubación por las gallinas, el control constante de la temperatura dependía de muchos factores como el propio estrés de los animales. Hay que tener en cuenta que las bajas temperaturas retrasan el desarrollo del embrión y las temperaturas más altas que las recomendadas aceleran el desarrollo embrionario.

Cuando las condiciones de temperatura anormal durante los procesos de incubación son prolongadas en el tiempo, el desarrollo del embrión y la efectividad se ven alterados de forma negativa por el aumento de la mortalidad embrionaria y por la debilidad y deformación de los pollitos.

Así como la temperatura, la humedad en la incubadora de huevos afecta a la eficiencia.  Los termómetros se usan para medir la humedad, en incubadoras automáticas este proceso lo hace de forma autónoma la propia incubadora, en las incubadoras manuales hay que prestar mucha atención a esto.  De forma general en las aves, el huevo tarda unos 21 días en eclosionar. La humedad relativa debe ser de alrededor del 60% durante los primeros 18 días de incubación y del 70% en los últimos 3 dias para un rendimiento óptimo y tener el máximo de eclosiones al finalizar el proceso. Según el tipo de incubadora que se utilice, en muchos casos, cuando la humedad aumenta es necesario que la temperatura disminuya.

Pasos para incubar huevos de gallina en incubadora

Los granjeros “modernos” de forma general realizan una serie de pasos a la hora de incubar huevos en incubadora.

Paso 1: Configurar la incubadora de huevos

Cómo hemos comentado anteriormente, hay que tener claro los factores físicos de humedad, temperatura y ventilación. Para ello cuando se compra una incubadora de huevos hay que programar todos estos valores, de este modo la propia máquina controlará las variaciones. En el caso de las incubadoras de huevos automáticas se regulará de forma autónoma y en las manuales tendremos advertencias visuales y/o sonoras para realizar la regulación manual.

Paso 2: Fertilidad de los huevos

Lo que interesa a toda persona que se decida a incubar huevos en incubadora es que los huevos sean fértiles, para ello, necesitamos un gallo en el gallinero, que pise a las gallinas y casi con total seguridad todos los huevos serán fértiles. Aun así, debemos realizar las comprobaciones oportunas antes de introducir los huevos en la incubadora para garantizar que éstos son fértiles y poder seguir con el proceso de incubación.

Paso 3: Incubar huevos en la incubadora

Como ya hemos visto antes, el promedio de incubación de huevos es de 21 días hasta su eclosión. Es muy recomendable encender la incubadora 24h antes y ponerla a funcionar en vacío, controlando los ciclos de temperatura y humedad para ajustar el ambiente y hacerlo óptimo para la posterior incubación de los huevos. Cuando la incubadora esté con la ambientación correcta, mete ahora los huevos en la incubadora. Recuerda que en el día 18 deberás agregar más agua para aumentar la humedad.

Paso 4: La eclosión

Seguro que gracias a la incubadora de huevos ya te encuentras en el día 21 y los polluelos ya están dando señales de que tienen ganas de nacer. Podrás observar un pequeño picotazo en una parte del huevo y después de 6 o 12 horas podrás ir viendo más movimientos, de este modo, los polluelos van adaptando sus pulmones y respiración. Es importante darle a los polluelos este tiempo para garantizar su supervivencia, evita ayuda en el proceso de eclosión ya que los polluelos podrían verse afectados.

Antes de mover al pollito a una nacedora u otro lugar, deje que se seque al calor de la incubadora.